Las metas que aun debes cumplir

“Incluso un camino sinuoso, difícil, nos puede conducir a la meta si no lo abandonamos hasta el final.”
Paulo Coelho

En este corto video te muestro de forma “cómica” lo que pasaría si tuvieras tus metas claras y harías lo que sea por cumplirlas…

Un paso importante para alcanzar el éxito es saber exactamente que es lo que quieres lograr, que es lo que quieres hacer, quién quieres ser y que quieres tener.

¿Cómo imaginas el éxito?

Una de las mayores razones por las que la gente no consigue lo que quiere es justamente porque no ha decidido que quiere. No ha definido de manera clara y detallada sus aspiraciones y deseos.

Durante la primera etapa de nuestra vida sabíamos exactamente que queríamos. Por ejemplo un bebé, sabe cuando tiene hambre, llora cuando tiene frío y escupe la comida si no le gusta. Ningún bebé tiene problemas para expresar lo que deseos y necesidades. Simplemente llora con todas sus fuerzas hasta obtener lo que desea.

Sin embargo pasa que a lo largo del tiempo, mientras vas creciendo hay alguien que comienza a cambiar esa manera innata de pensar y reaccionar a los deseos.

En algún momento hay alguien que te dice:

¡No hagas eso!

¡Deja eso!

¡No lo puedes tener todo!

¡Come todo lo que esta en el plato te guste o no!

¡Es mi casa y aquí se hace lo que yo diga!

¡El dinero no crece en los árboles!

¡Lo que me pides, no lo puedes tener, porque eso es para los ricos!

¡Deja de soñar y pon los pies en la tierra!

Como resultado de toda esta re-programación mental y ajuste de creencias, nos íbamos conformando con las cosas que “podíamos” tener y comenzamos a aceptar los sueños y deseos de los demás para poder complacerles y quedar bien.

Por ejemplo el hijo que estudia lo que sus padres desean, o trabajar en un lugar que detestas en lugar de desarrollar la carrera de arte o música que soñabas.

En sí adormecemos nuestros sueños y metas, ya que debemos actuar con la lógica de la razón de la sociedad.

Hoy en día se ve a menudo que muchas personas deambulan por la vida sin rumbo, odiando sus vidas y lo que “merecen” por la suerte de haber nacido donde han nacido.

Un ser humano sin metas es como un barco sin timón. Imagina un barco de juguete que los niños ponen sobre algún estanque. Al no tener una dirección definida, el viento lo empuja en un sentido y después en otro y al final termina por chocar con cualquier obstáculo y hundirse.

Cuantas personas conocemos en nuestro alrededor que dejan pasar sus vidas sin decidir ir a ninguna parte y que además se lamentan y constantemente se preguntan porque la suerte no los ha elegido.

Una frase cómica pero mediocre de esta gente es: “Unos nacen con estrellas y otros nacemos estrellados”.

¿Puedes creer? Como si existiera “algún” ser superior quién determina lo que venimos a pasar en este mundo. Con un destino de sufrimiento y pocos logros; A un valle de lagrimas y que no vale la pena esforzarse, por que al final no tenemos una estrella!

“La mayor razón para fijar una meta es
lo que ella hace por usted al querer lograrla”

Jim Rohn

 

 

¿Tienes tus metas claras?

Tu amigo,

javier-firma

PD. Déjame tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *